martes, junio 14, 2016

INDICIOS COMO ALAS

Aquí las horas giran hacia dentro,
marchitan la silueta de tu sombra,
te empujan al entierro de los justos,
destierran los destellos.

Aprendes a aferrarte a un pliego ardiente
que flota porque es falso y está hueco,
te apoyas en su tinta; asomas, mueres
y vuelves a surgir.

Un pétalo escondido entre dos páginas;
la sopa no está fría y sabe a madre;
la lluvia que te abraza con su esencia,
un sueño justiciero.

Te salvas porque sabes encontrarlos,
son tenues como motas suspendidas:
un gesto que delata la inocencia,
la risa incongruente.

Indicios como alas.

HAY VIDA ENTRE LOS MUERTOS

El poder corrosivo
del verbo más ambiguo
atravesará los párpados
de esta noche impuesta.
Hay redes salvadoras,
hay nudos habitados,
hay cómplices dispuestos
a calentar con su aplauso
la más triste de las estampas.
Hay fonemas a bordo
de esencias desiguales
que permiten resistir
la ausencia de belleza.

Hay vida entre los muertos.

lunes, junio 06, 2016

HOY HACE DÍA DE TREGUA

Si la luz es la misma y nunca llueve,
si los cerrojos claman
con un barniz de invierno,
nadie sabe distinguir
una mañana
de la siguiente.

Y sin embargo
hoy hace día de esculpir cartas.
No como ayer,
que se derramó justo a tiempo
para apagar la chispa
que quiso detonarlo.

Hoy hace día de inventar certezas
con agujas elásticas
que deformen
la eterna espiral de lo cierto.


Día de tregua entre condenas.


¿Estaré a salvo?


Ya no temo al espasmo que conduce

a la fosa recurrente de los sueños.


Ya sé que todo es fruto de un ensayo;

y que puedo enfrentarme al escenario

y a los ojos vacíos del auditorio.


Ahora tengo el poder de dar la vida

a todas y cada una de las bocas

que habitan el espectro susurrante

del patio de butacas.


Ahora puedo calentar desde mi celda

al más pétreo de los públicos

con aliento robado de unos besos

dispersos como estrellas ignoradas.



Ahora sé que estaré a salvo.



viernes, febrero 27, 2015

SONETO EN CRISIS

Beneficios, riquezas, exenciones,
muchos brazos sumisos y abnegados,
marca España, paraíso alicatado,
carroña de buitres y tiburones.

Esqueletos de nuevas construcciones
hormigón y ladrillo inhabitado,
los espectros modernos reflejados
en lustrosas deshumanizaciones.

Mientras tanto y con esos mismos brazos
que soportan abusos giratorios,
ciudadanos hartos de los expolios

tejen redes, aprenden a atar lazos,
organizan veladas de poetas
y amenazan con versos y coletas.

miércoles, noviembre 26, 2014

SONETO PARA ADELA

Hay poetas que juegan con palabras,
otros miden los versos uno a uno,
hay quien sabe cantar, pero ninguno
puede ser indolente cuando hablas.

Has robado locura de las cabras,
llevas puesto el tridente de Neptuno,
tomas tostas de amor de desayuno,
con tus versos la vida descalabras.

Tus poemas no caben en cuadernos
ni en folletos de arte o servilletas,
se derraman allá por los avernos

que tus manos convierten en siluetas,
se te salen del cuerpo para hacernos
disfrutar como ninfas indiscretas.

lunes, septiembre 22, 2014

A Alicia Llácer

Se fue con la elegancia de una hoja de otoño,

como vivió entre nosotros,
como vivió entre nosotras.

Llegará un viento de invierno
que se atreva a preguntarnos por su ausencia.
No sabremos qué decirle:
se fue antes de los fríos y los abrazos,
antes de las derrotas y las despedidas,
de las confesiones y las victorias.

Llegarán tormentas que iluminen por segundos
su presencia perdida,
sus ojos sabios, su voz templada más allá de los ismos.
Serán chispas de astuta inocencia.

Alicia, nombre de niña,
reina de las mujeres del otro lado del espejo,
de los espejos fantásticos del país de los corazones.

Añoraremos su gesto dulce y seguro
y la cadencia serena de su discurso
y el sarcasmo en la fingida incertidumbre de sus pasos.

Se fue con la prudencia de los grandes,
se dejó llevar por una ráfaga de otoño,
como una hoja de roble dorada

que traza en el cielo su último adiós.

jueves, febrero 28, 2013

MOCHUELO

Febrero de 2013. Óleo sobre lienzo de Valentina.